FANDOM



De ahora en adelante protegeré a mi hermano en lugar de mi padre.

—Yukio a Mephisto en el Capítulo 02.

Yukio Okumura (奥村 雪男 Okumura Yukio?) es el hermano gemelo de Rin. Yukio, al contrario que su hermano, no ha heredado los poderes de Satán, debido a que al nacer, su cuerpo era el mas débil. Sin embargo en su brazo derecho tiene una mancha que se extiende a lo largo del tiempo, luego despierta las llamas azules al ser poseído por Satanás. Además, es el profesor más joven de la academia, donde enseña farmacología anti-demoníaca.

Apariencia

En el anime, Yukio tenía una misteriosa marca negra en su brazo izquierdo, que gradualmente comenzó a extenderse por todo su cuerpo. Esto se debe principalmente al hecho de que él es el hijo de Satán y al hecho de que los poderes demoníacos iban a ser compartidos con Rin. Yukio estaba constantemente haciéndose pruebas diarias con respecto a esa marca, pero la naturaleza de la marca nunca se explicó completamente. Shura expresó su preocupación por ese fenómeno. Sin embargo, en el último episodio del anime, la marca de Yukio se extendió por todo su codo.

Desde el Episodio 22 de la primera temporada, Yukio ha mostrado las mismas características demoníacas que su hermano (orejas ligeramente puntiagudas y colmillos más afilados). En su forma demoníaca (cuando Satán se apodera de su cuerpo), Yukio arde con una llama azul y sus orejas se vuelven como la de los elfos.

Yukio tiene ojos azul verdoso oscuro y cabello castaño oscuro. También tiene muchos lunares en su cuerpo, pero en su rostro solo hay tres: dos en su mejilla izquierda y uno debajo de su labio.

Personalidad

A pesar de que Rin y Yukio son gemelos, Yukio es todo lo contrario de su hermano mayor. Bon incluso dijo que le resultaba difícil creer que «Okumura-sensei y Rin Okumura fueran hermanos». Yukio comúnmente está tranquilo, en control de sus emociones, pero a veces tiene cambios de humor. Por lo general, sonríe, sin embargo, Rin lo distrae fácilmente e inmediatamente cambia su expresión facial de radiante a triste. Yukio es un adicto al trabajo y asume una gran responsabilidad por cada tarea.

A pesar de que Yukio y Rin se llevan bien, el menor de los Okumura a menudo regaña a su hermano por algún descuido. Además, Yukio tiene un resentimiento secreto hacia Rin, no solo porque es un demonio y el hijo de Satanás, sino también porque Rin es la razón por la que murió su padre adoptivo.

En algunos casos, Yukio puede ser agresivo, pero se esfuerza por ocultarlo. Si lo golpean, entonces puede mostrar el lado oscuro de su personalidad. Y ese lado incluso asusta a Rin. Esto probablemente se deba al hecho de que Yukio también es el hijo de Satanás, pero no heredó las llamas azules como Rin. Yukio suele molestarse con las personas que critican a Shiro, Rin, y también por las bromas «infantiles» de Shura y las personas que lo consideran «débil».

A Yukio no le gustan los temas y acciones «indecentes». Por lo general, él es puntual y da conferencias sobre cómo comportarse. Después de cada nuevo capítulo del manga, Yukio se desilusiona con su hermano, porque Rin suele hacer cosas que pone en riesgo al propio Yukio. Cuando Rin finalmente se acepta a sí mismo por lo que es, Yukio simplemente no está acostumbrado a considerar a su hermano mayor como está acostumbrado a ver. Sin embargo, su carácter y actitud hacia su hermano es mucho mejor en el anime. Se arriesga y llega a un acuerdo dudoso para convertir a su hermano en humano. La obsesión con Satanás lo tranquilizó y dejó de odiar a Rin y de culparlo por la muerte de su padre. Pero al parecer cae en una depresión por el hecho de que culpó a su hermano cuando le fue difícil y porque le pasó algo que «no debería haber pasado».

Historia

Yukio y Rin fueron concebidos mientras Yuri estaba poseída por Satanás. Se esperaba que los poderes demoníacos de los gemelos se dividieran por igual, sin embargo, el cuerpo de Yukio resultó ser débil para hacer frente al poder, que luego fue transferido a Rin. Sin embargo, a Yukio recibió una herida espiritual al nacer, por lo que comenzó a ver demonios. Yukio siempre fue intimidado por otros niños, pero Rin lo protegió. El sueño de Yukio es convertirse en médico. Siempre se consideró débil y quería volverse más fuerte cuando Shiro se le acercó y le preguntó si quería convertirse en exorcista.

Sin que Rin lo supiera, Yukio aprendió los conceptos básicos del exorcismo desde los 7 años para proteger a su hermano mayor, su padre lo ayudó mucho. Mientras Rin y Yukio asisten a la Academia de la Verdadera Cruz, Yukio también es profesor de farmacología anti-demoníaca. Yukio también es reconocido como un genio. Recibió el título de dragón y doctor. También es un domador, pero no recibió el título. Yukio es un exorcista de nivel medio de primera clase.

Yukio siempre quiso ser mejor que Rin. Ya que siempre fue despreocupado, pero recibía cualquier cosa sin esfuerzo, mientras que el propio Yukio trabajaba constantemente, entrenado para proteger a su hermano, a quien luego comenzó a odiar.

Trama

Arco de inscripción de la escuela de exorcismo

Yukio se inscribió en la Academia de la Verdadera Cruz. Cuando terminó de empacar, fue junto a Shiro. Con él, vio a Rin. El padre de Fujimoto le pidió a Yukio que tratara las heridas de su hermano. Yukio inició a curar las heridas, y comenzó un diálogo sobre cómo todos en el monasterio estaban preocupados por Rin, ya que constantemente lo despedían de su trabajo. Más tarde, Yukio se entera de que su hermano consiguió ser contratado como dependiente en un supermercado y que a la noche tendrán una cena todos juntos para celebrar que Yukio pueda estudiar.
Yukio cuidando a Rin

Yukio curando las heridas de su hermano.

Llegada la noche, Rin no aparece y Yukio se preocupa por lo que decide ir a buscarlo. Yukio lo encuentra sentado en un columpio muy triste, él le pregunta qué le ocurre y Rin le contesta que fue despedido por un motivo difícil de explicar provocando así el enfado en Yukio. Cuando los dos llegan al monasterio, encuentran a Yui Sakamoto con la intención de darle las gracias a Rin por salvarla en el supermercado además de buscar una solución contra los demonios.

Yukio, ya en su habitación de la academia, piensa en qué estará haciendo su hermano y decide llamarlo pero nadie contesta al teléfono por lo que se preocupa. Más tarde, tras la gran batalla de Satán y previamente de Astaroth contra Shiro, y la muerte de este último, Yukio llega al monasterio bastante destruido y encuentra a Rin arrodillado en el suelo con la Kurikara además del cuerpo fallecido de Shiro. Yukio corre hacia este último y pregunta qué es lo que ha pasado hace unos momentos. Tiempo más tarde, Yukio está presente en el funeral de Shiro completamente triste.

Los tres se dirigen a la academia

Los gemelos y Mephisto se dirigen a la academia.

Al día siguiente, tras el funeral de Shiro y la conversación de Rin con Mephisto, Yukio acompaña a estos dos mientras se dirigen a la academia ya que Rin fue admitido por Mephisto. Rin siente que Yukio está raro y no pregunta nada acerca de la muerte de Fujimoto. Una vez ya en la academia, Rin observa que su hermano es el representante de los nuevos alumnos de este curso dejándolo muy sorprendido ya que para eso tiene que tener muy buenas notas. En las clases, Yukio llega y se presenta como profesor de farmacología anti-demoníaca sorprendiendo aún más a Rin. Samael en su forma de perro le dice que es un gran genio y es el más joven en obtener el título de exorcista. Rin entonces le pregunta qué es lo que está pasando y Yukio le pide que se siente ya que están en clase. Rin sigue insistiendo provocando que Yukio pida a los demás alumnos el aula durante un momento para tener una charla con Rin. Yukio le dice que estudió exorcismo desde que tenía siete años bajo la tutela de Shiro y hace dos que consiguió el título. Además sabe todo sobre los poderes demoníacos de Rin.

Rin se indigna y le pregunta por qué nunca le contó nada, a Yukio se le cae sangre podrida de animal por culpa de los movimientos bruscos de Rin provocando que varios demonios aparezcan sin control. Yukio le pide que mientras él se encarga de derrotarlos él no le moleste. Acto seguido, Yukio apunta a Rin con su arma ya que cree que él es un gran peligro para todos por ser un demonio haciendo que Rin se enfurezca por apuntar a su propio hermano.
Yukio apunta a Rin con su arma

Yukio apuntando a su hermano con su arma.

Este desenfunda su espada sacando sus llamas azules y se acerca a Yukio con una gran velocidad mientras le dice que si quiere dispararle que lo haga. Yukio, antes de que pueda reaccionar observa como Rin no lo ataca sino que vence a un demonio que estaba detrás de él. Yukio finalmente le pregunta por qué decidió ser exorcista y él le responde que para ser más fuerte, el mismo motivo por el cual Yukio también se hizo exorcista. El castaño sonríe y le pregunta cómo fueron los últimos momentos de Shiro y Rin le contesta que fueron geniales mientras él lo protegía hasta el último momento. Finalmente, Yukio da por concluida la charla y llama a los demás estudiantes que quedan sorprendidos por la apariencia de la clase. Más tarde se descubre que Yukio hizo que le asignaran la misma habitación que Rin para estar con él y vigilarlo además de asegurarse de que trabaja. Al día siguiente, Yukio le dice a Rin que tiene que ir a una misión y este le suplica que le deje acompañarlo aunque solo sea para mirar. Yukio termina cediendo y le dice que cuando él esté haciendo las compras no haga nada raro fuera ya que él no puede entrar. Tiempo más tarde, cuando Yukio termina de encargar la mercancía a la Madre de Shiemi le pregunta cómo está su hija y ella le responde que cada día que pasa sus piernas van a peor y los médicos no le ven ningún problema de huesos o músculos. Yukio decide ir a verla y encuentra unas raíces en sus piernas por obra de un demonio, cosa que preocupa a su madre. Yukio menciona que el causante puede ser un demonio que se haya apoderado de las plantas del jardín. La madre de Shiemi le obliga a abandonar el jardín ahora mismo pero su hija no quiere.
Yukio inspecciona a Shiemi

Yukio inspecciona la pierna de Shiemi.

Acto seguido se desmaya y cuando despierta, Yukio vuelve con la intención de curarla. El demonio aparece y la usa como escudo, Yukio saca su pistola y se dispone a atacarla atravesando a Shiemi. El demonio desaparece pero Shiemi sale ilesa gracias a que la bala eran proteínas en cápsulas. Más tarde, Yukio presenta a Shiemi como nueva alumna de sus clases llamando la atención de Rin.

Al la mañana siguiente, Yukio da las notas del último examen a los estudiantes y presencia una discusión entre Ryuji y Rin sobre sus notas académicas. Más tarde, Yukio espía la clase de educación física en la que surge un reto entre ellos dos poniendo sus vidas en peligro contra un Leaper. Rin consigue salvar a Bon inmovilizando al demonio sin desenfundar la Kurikara. Yukio, escondido, tenía preparada su pistola por si era necesario intervenir y salvarlos. Tras no tener que hacerlo, contesta a la llamada de Mephisto en la que le cuenta que Rin no utilizó sus llamas.

Tres chicas le ofrecen comida a Yukio

Tres estudiantes le ofrecen comida a Yukio.

Rin se despierta todo apurado ya que se quedó dormido y encuentra a su hermano desayunando, cuando acaban, se dirigen hacia la academia y allí Rin se pelea con Bon por el último bocadillo, mientras a Yukio unas chicas le traen la comida, pero él no la quiere y hace todo lo posible para evitarlas y dice que quedó con su hermano para comer y lo lleva al comedor, haciendo que Bon se quede con el bocadillo. Una vez en el comedor Rin ve que hay una comida deliciosa, pero de costos elevados ya que la academia es de ricos. Al saber esto Rin y Yukio se dirigen al despacho de Mephisto para decirle que baje los precios, pero él se niega ya que es comida de buena calidad y cuesta trabajo traerla, también dice que la comida es cultura, pero de repente coge unos fideos instantáneos y empieza a comerlos, cosa que enfada mucho a Rin, este le pide dinero para comprar la comida, pero Mephisto le da 2.000 yenes para todo el mes y eso no le basta y se enfada.

Rin se enfada con Yukio

Rin golpeando a Yukio creyendo que se comió la comida.

Después Rin y Yukio van al supermercado a comprar ingredientes para el desayuno, entonces Yukio chantajea a Rin para que haga el desayuno diciéndole que los chicos que saben cocinar son más populares, Rin decidido hace el desayuno por la noche anterior, a la mañana siguiente Rin ve que los platos están vacíos y le echa la culpa a Yukio, pero Yukio lo niega, entonces Rin dice que solo están ellos dos en la casa y se ponen a pensar que todos los días a la hora del desayunar el desayuno ya estaba hecho. Ellos oyen algo de la cocina y descubren que era Mephisto y le preguntan si era él el que le preparaba la comida todos los días, Mephisto responde que solo es un reemplazo temporal diciendo que el verdadero chef era Ukobach, pero que ahora estaba enfadado y se había marchado, Mephisto les prepara una «comida», pero Rin al comerla comienza a delirar.

Con el fin de calmar a Ukobach, Rin limpia la cocina y le dice a Ukobach que ya está limpia, pero este la destroza y sale de su escondite, Rin lo reta a una lucha de cocina, lo que pronto descubre Yukio, Mephisto era un espectador de ese duelo, Ukobach y Rin se hacen amigos y Ukobach vuelve a hacerles la comida. Al día siguiente las mismas chicas le dan su comida a Yukio pero le dice que ya tiene y que se lo hizo su hermano, pero ellas al mirarlo se sorprenden y hablan mal de él, al rato Rin llega a su casa pero allí ve a Shiemi y le dice que entre, Yukio también la ve por la ventana y también le dice que entre, cosa que a las chicas de antes que están espiando no les parece bien. Una de las chicas dice que a lo mejor es su novia y las demás deciden ir a investigar, más tarde Shiemi se tiene que ir y Yukio la lleva, usando una de sus llaves especiales a su casa, ya por la noche las chicas espías están cansadas de esperar, y una dice que tal vez esté durmiendo con Yukio.
Yukio enfermo por comer mucho

Yukio enfermo por comer mucho.

Las chicas deciden entrar a la casa a escondidas y ven una comida, ellas piensan que se la trajo Shiemi y la tiran a la basura. Cuando Ukobach lo sabe se hace mucho más grande y enojado las mete en una olla para cocinarlas, ellas al gritar despiertan a Yukio y a Rin, y ven lo que pasó, Yukio decide dispararle a Ukobach, pero Rin lo detiene y dice que Ukobach dijo que si alguien come su comida y dice que es delicioso, él está feliz.

Rin recuerda cuando era más pequeño que cocinaba para Shiro y los demás, pero hacía unas comidas penosas, y con el tiempo fue mejorando, su padre las comía para hacer sentir feliz a Rin, Yukio dice que los disgustos de las chicas hicieron salvaje a Ukobach, Rin le dice a Yukio que es todo por su culpa y le manda comer toda la comida que le hicieron. Al final Yukio comió toda la comida y las chicas vuelven a clase y Ukobach recupera su buen humor, Yukio también llama a Mephisto para decirle lo que sucedió y este le da unos días de vacaciones, Rin y Ukobach le hacen una comida especial y Yukio se pone aún peor e incluso llega a decir que estaba empezando a odiar la comida (pues se enfermó por tanto comer).

Arco del Campamento de Entrenamiento

Yukio dando inicio al entrenamiento

Yukio iniciando con el entrenamiento.

Junto con Shura, lidera un campamento de entrenamiento. Lleva a los exwire a un bosque y les explica qué hacer. Mientras los exwires realizan la tarea, Yukio se queda con compañera, ve cómo una bengala es disparada dentro del bosque e inmediatamente va en busca de los exwires, sintiendo que algo anda mal. Tan pronto como el castaño abandonó el campamento, fue inmediatamente atacado por un enjambre de demonios, a lo que Yukio se asombra de tanta agresividad. Mientras comenzó a lidiar con estos demonios, su gemelo ya estaba en los indicios de una lucha con Amaimón. Al llegar al campo de batalla a tiempo, Yukio le dice a Rin que no saque la espada de su vaina, diciendo que es una trampa, pero Rin no lo escucha. Yukio se acerca a los exwires cuando Rin ya se encontraba peleando con el demonio.

Arco del Rey Impuro

A Yukio se le asignó una misión: encontrar al exorcista que robó el ojo izquierdo del Rey Impuro. En el epicentro de los hechos se encontraban transeúntes casuales: una madre con su pequeño hijo llamado Satoru, a quien uno de los exorcistas tomó como rehén. Al enterarse del secuestro, Rin le promete a la madre Satoru que salvará a su hijo, pero Yukio le dice que los exorcistas no son superhéroes y que no pueden salvar a todo el mundo. Sin embargo, en medio de la discusión, Shura se lleva a Rin, mientras que el castaño va con Saburota Todo al edificio, creyendo que el ladrón está adentro.

Al entrar al edificio, Rin aparece por detrás, colmando la paciencia de su hermano. Al final del pasillo, logran ver al ladrón con el ojo en su mano. Al dispararle al ladrón éste desaparece y se da cuenta que el ojo robado resultó ser falso. Saburota inmediatamente traiciona a Yukio, lo patea y luego toma una forma demoníaca. Yukio le dice a Rin que lleve al niño afuera, pero Saburota logra derribar a Yukio. Luego de haber escuchado las similitudes de Saburota y él, Yukio inyecta a Satoru y el miasma desaparece. Al final resultó que, todo se organizó desde el principio y que el secuestrador tenía el ojo real.

Yukio y varios exorcistas forman un escuadrón para recuperar el ojo izquierdo, mientras que los demás van por el ojo derecho.

En una de las batallas, Yukio se enfrentó nuevamente a Saburota, pero no peleó con él. En cambio, le dijo al demonio todo lo que estaba pasando en su alma y lo que sentía por su hermano Rin. Yukio, maldiciendo, dispara a Saburota, pero sin éxito. Éste esquiva fácilmente las balas. Continúa presionando a Yukio cada vez más, diciendo que Yukio tiene miedo de admitir su debilidad. Cuando Yukio fue acorralado y Saburota estaba listo para matarlo, los ojos del castaño brillan intensamente con una llama azul. Esto sorprendió a Saburota y se hizo a un lado. Después de eso, Yukio se pregunta qué sucedió realmente.

Arco Terror del Kraken

Curiosidades

  • (Solo en el Anime) Aunque sean los poderes de Rin los que están sellados en la Kurikara, al desenvainar la espada, Yukio también adquiere los poderes propios de las llamas azules.
  • Tiene un parecido muy notable con su madre.
  • Yukio ha dicho "nii-san" 196 veces entre los 25 episodios del anime.


Notas

  1. A partir del Capítulo 88.
  2. Ocurre únicamente en el anime de forma temporal.

Referencias

  1. Scott, Green."Blue Exorcist" Author Wishes Rin and Yukio Okumura a Happy Birthday. Blue Exorcist. Consultado el 20 de septiembre de 2020.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.